Uñas

La placa ungueal, constituida por queratina, está pegada al lecho ungueal y crece a partir de la matriz de la uña. El crecimiento de las uñas es más rápido en los dedos de las manos (con 0,8mm por semana) que de los pies (con 0,25mm por semana). 
Alteraciones de las uñas pueden ser debidos a procesos locales de la estructura ungueal (p.ej. traumatismo agudo o crónico, infección, tumores), a enfermedades de la piel (p.ej. psoriasis  o liquen plano) o trastornos sistémicos (p.ej. enfermedades respiratorias, malnutrición, fármacos).
Las enfermedades ungueales pueden afectar solo una uña, algunas o todas las uñas.
Los cambios ungueales pueden provocar cambios del color, la formación de líneas, estrías, grietas y surcos, el engrosamiento (onicogrifosis)y deformación de la placa ungueal y llegar hasta la caída completa de la uña (onicolisis).